I moved/ Me trasladé

This blogs is now in http://nunezmussa.wordpress.com/ Este blog está ahora en http://nunezmussa.wordpress.com/

05-03-08

Comentario Cine: "Sin lugar para los débiles".

Versión en extenso del comentario publicado en Sobras el 13/02/08:

El título en español de esta película no puede ser más atinado. La butaca en la que uno se instala para enfrentarse a esta historia no es un lugar para débiles ni cobardes. Porque la cinta no tiene concesiones para mostrar la maldad del asesino pelolais, Anton Chigurh, encarnado por un impecable Javier Bardem.
Con su actuación Bardem nutre de suspenso a las escenas, apoyado por las tomas precisas de los Coen y un ambiente enrarecido en el que da la impresión de que nada importa mucho, lo que implica que puede pasar cualquier cosa. Cuando vemos una bota o el tubo de oxígeno que Chigurh carga con él, está claro que va a quedar la cagada y que como una bola de nieve la crueldad va a crecer sin frenos. Los Coen consiguen que con cada aparición del asesino, no podamos quedarnos tranquilos en nuestro asiento. Sin abusar del recurso, lo aprovechan incluso para generar situaciones cómicas.
Es un aporte que a diferencia de otras películas de criminales, para el policía interpretado por Tommy Lee Jones, el asunto no tiene que ver con la valentía ni el honor ni los principios, sino que como debe ocurrir en la mayoría de los casos, simplemente es pega y perseguir a un asesino es una pega de mierda.
Por su parte, el talento de Josh Brolin es palpable en su capacidad de conseguir nuestra complicidad, pese a ser un personaje para nada simpático y que actúa motivado por intereses económicos.
Hay que tener cojones para adaptar a Cormac McCarthy, asumiendo su mirada cruda y falta de esperanzas. Los Coen lo hacen dotando a la historia de los matices propios y absurdos del día a día, sin perderse en el ejercicio simplón de un thriller engrupido.
Ese es el mayor encanto de esta película, su falta de pretensión. Sin lugar para los débiles, no es otra cosa que la visión sincera y desprejuiciada de autores talentosos.
Lo que independiente a los premios y la bulla que meta la cinta, hacen a esta una película imperdible.

¿Está merecido el Oscar? Postealo.

No hay comentarios.: