I moved/ Me trasladé

This blogs is now in http://nunezmussa.wordpress.com/ Este blog está ahora en http://nunezmussa.wordpress.com/

05-03-08

Comentario Cine: "PD: I love you".

Publicado en Sobras el 14/02/08:

PD: I love you, peca de uno de los problemas más comunes que nos ha dado el cine “de masas” últimamente, una buena idea ejecutada de manera espantosa, que por lo mismo crea falsas expectativas. Toda la campaña con corazoncitos y los afiches iguales a un comercial de crema humectante que pueblan nuestros paraderos de micro, prometen una película para entrar de la manito y salir abrazados. Un drama romanticón de esos bien mamones, que al final te hacen sentir bien.
La anécdota da para eso, Holly Kennedy (Hillary Swank) ha quedado viuda a los 29 años de la única pareja que ha tenido en su vida. Para hacer más fácil el duelo de su esposa, el marido poco antes de morir producto de un cáncer, programa que luego de su fallecimiento ella reciba cartas que él le ha dejado escritas.
Esa historia podría sacar lágrimas hasta a un Moai, sin embargo la película se cae en no definir su tono. No hay explicación para un humor gratuito que no aporta al desarrollo de la trama y que le quita cualquier emotividad. Un relleno a la fuerza que molesta y genera la impresión de que es una cinta que no se toma en serio a sí misma.
Si la película hubiese mantenido la intimidad que logra hacia el final, en una escena que parece robada de una película de Cameron Crowe, en la cual Holly conversa con su madre, interpretada por la gran Kathy Bates, se habría ganado un sitio privilegiado en la repisa de las feel good movies justo al lado de My Life, esa emotiva cinta con Michael Keaton, en la que graba videos para a un hijo que nunca lo va a conocer en persona. Con una idea similar, My Life deja en evidencia que utilizando el tono adecuado se puede aprovechar todo el potencial que PD: I love you desperdicia.
El tono indicado, incluso nos habría permitido aguantar las coincidencias intragables del guión y al pelmazo de Gerard Butler, que no le hace el peso a una Hillary Swank que sigue pisoteando su talento con malas decisiones y cambios de registro que no le sirven a su carrera. Para San Valentín, hasta los freakerios de Amor Ciego son más románticos que este revoltijo de sentimientos mal enfocados.

¿Leyendo cartitas? Postealo.

Comentario Cine: "Sin lugar para los débiles".

Versión en extenso del comentario publicado en Sobras el 13/02/08:

El título en español de esta película no puede ser más atinado. La butaca en la que uno se instala para enfrentarse a esta historia no es un lugar para débiles ni cobardes. Porque la cinta no tiene concesiones para mostrar la maldad del asesino pelolais, Anton Chigurh, encarnado por un impecable Javier Bardem.
Con su actuación Bardem nutre de suspenso a las escenas, apoyado por las tomas precisas de los Coen y un ambiente enrarecido en el que da la impresión de que nada importa mucho, lo que implica que puede pasar cualquier cosa. Cuando vemos una bota o el tubo de oxígeno que Chigurh carga con él, está claro que va a quedar la cagada y que como una bola de nieve la crueldad va a crecer sin frenos. Los Coen consiguen que con cada aparición del asesino, no podamos quedarnos tranquilos en nuestro asiento. Sin abusar del recurso, lo aprovechan incluso para generar situaciones cómicas.
Es un aporte que a diferencia de otras películas de criminales, para el policía interpretado por Tommy Lee Jones, el asunto no tiene que ver con la valentía ni el honor ni los principios, sino que como debe ocurrir en la mayoría de los casos, simplemente es pega y perseguir a un asesino es una pega de mierda.
Por su parte, el talento de Josh Brolin es palpable en su capacidad de conseguir nuestra complicidad, pese a ser un personaje para nada simpático y que actúa motivado por intereses económicos.
Hay que tener cojones para adaptar a Cormac McCarthy, asumiendo su mirada cruda y falta de esperanzas. Los Coen lo hacen dotando a la historia de los matices propios y absurdos del día a día, sin perderse en el ejercicio simplón de un thriller engrupido.
Ese es el mayor encanto de esta película, su falta de pretensión. Sin lugar para los débiles, no es otra cosa que la visión sincera y desprejuiciada de autores talentosos.
Lo que independiente a los premios y la bulla que meta la cinta, hacen a esta una película imperdible.

¿Está merecido el Oscar? Postealo.

Comentario Cine: "American Gangster".

American Gangster es una historia que se sostiene en sus personajes, con protagónicos muy bien logrados por dos pesos pesados de la actuación (no sólo, porque están guatones). Denzel Washington y Russel Crowe están tan convincentes que por momentos da la impresión de estar viendo un documental.
Hoy en día no es muy común creerse una película, pensar por un rato que todo lo que ves en la pantalla de verdad está pasando, olvidarse de que esos tipos son actores, de que hay un equipo detrás, etc. Por lo tanto, cuando ocurre el extraño milagro de que una cinta te mete en un universo hasta que casi logras sentir el olor de la escena, le agradeces por devolverte la fe en el cine.
Por un par de horas estuve en el Nueva York de los ‘70, conocí a la mafia afro americana del narcotráfico, respete y temí a su capo Frank Lucas (Washington) y también simpaticé con el Detective Richie Roberts (Crowe), que aun pareciéndose físicamente a Marcelo de Cachureos, nos vende la pomada de un héroe jodidamente humano y aproblemado, lo que lo hace más heroico todavía.
La película le debe mucho de su realismo al artículo sobre Frank Lucas que escribió el periodista Mark Jacobson, para The New York Magazine. El reportaje en el que se basó el guión y que puedes leer aquí, nos muestra con detalles la vida de un hombre al que no le quedó otra que ser el más choro de su calle para sobrevivir. Un personaje que pudo ser una caricatura vergonzosa en manos de otro actor que no fuese Washington, quién en vez de perderse en muletillas para demostrarnos que estamos frente a un mafioso, nos tira de lleno a un ser humano.
Ridley Scott vuelve sólido al mundo de la mafia, mostrando una contundente evolución frente a lo que había mostrado en 1989 con Black Rain, y junto a Denzel Washington, le regalan a Frank Lucas su espacio en un paseo de la fama agujereado por metralletas junto a Don Corleone, Tony Montana y otros tantos ilustres de la mafia que nos ha dado la pantalla.

¿Chorizo hampon en volá así pa'?
Postealo.