I moved/ Me trasladé

This blogs is now in http://nunezmussa.wordpress.com/ Este blog está ahora en http://nunezmussa.wordpress.com/

21-04-07

Comentario Cine: "Prueba de Fe".


Comentario a Prueba de Fe, publicado en Sobras el 10/04/2007:

Comienza la película y sobre un lugar empobrecido, caldeado por el calor y en un aparente subdesarrollo se imprime: Concepción, Chile. Risas en la sala. La cámara muestra hombres con ponchos y sombreros de paja que hablan con acento mexicano en plena ciudad, unas catacumbas en las cuales fanáticos religiosos deliran como en una macumba brasilera y un sacerdote muerto cuyo sudor es considerado milagroso, por fieles de aspecto campesino. Más risas en la sala. Miro la lata de Coca-Cola de la que acabo de beber un trago y la sorpresa continúa.
Katherine Winter (Hilary Swank), dicta una charla académica, en la que explica que los penquistas son ignorantes y creen en sucesos paranormales, porque viven en un país tercermundista que es explotado por las grandes corporaciones que lucran con el etanol, combustible cuyas emanaciones hacen delirar a los habitantes de Concepción y que por lo tanto los llevan a pensar que se encuentran en un trance religioso.
Conclusión: Para los gringos Chile sigue siendo un país del que no tienen ni la más remota idea. Pero como para su película necesitaban algo “latino”, armaron un engendro entre el México rural y la visión más pintoresca de la marginalidad brasilera (curioso: país que últimamente ha estado en los medios por sus negociaciones con Estados Unidos respecto al comercio de Etanol) y para ser originales agarraron un mapamundi y eligieron el primer país raro que pillaron: Chile, que seguramente pensaron era un nombre very latino, porque el chile es un condimento. Spicy!
Si este comentario no estuviera dirigido al público chileno, lo anterior no tendría gran importancia, porque si no sabes mucho de Chile, la visión del país que muestra la película no afecta tu percepción general de la cinta. Sin embargo, a nosotros nos evidencia la falta de rigurosidad en la investigación, lo que rompe de inmediato cualquier pacto de verosimilitud que podamos hacer con la narración y le quita el más mínimo encanto a una cinta que se sostiene en gran medida en la reflexión: “Qué miedo si esto pasara de verdad”.
La idea original no es mala, Katherine Winter, antigua misionera, ha perdido la fe y trabaja encontrando explicaciones científicas a sucesos paranormales aparentemente religiosos. Por lo que es convocada a un pueblito estadounidense en el que se están replicando las bíblicas 10 plagas de Egipto, que aparecen en el Éxodo. El tema de las plagas está desarrollado superficialmente, como un elemento efectista y más encima algunas se ven como de Play Station, por ejemplo las langostas. Aun cuando son dos películas incomparables, es el trasfondo lo que hace impactante la lluvia de ranas en Magnolia y no la acción en sí misma.
Al final la cinta da un giro y deja de ser una película mala, para convertirse en un bodrio de antología, con una copia tan indecente y poco sutil de El Bebe de Rose Mary, que haría vomitar a Roman Polanskidurante horas. Pero la originalidad de la película no se queda ahí, también hay una niñita misteriosa con poderes, igual que en 527 mil millones de películas de terror.
Es lamentable que una actriz tan buena como Hilary Swank esté metida en una película como esta. Y a la vez es decepcionante que Stephen Hopkins, después de dirigir capítulos de 24 y el digno telefilme The Life and Death of Peter Sellers, no sea capaz de llevar ese talento al cine y siga haciendo películas de mierda. ¿Cómo no aprendió después del remake de Perdidos en el Espacio?

¿Saliste de tu casa y estaban lloviendo ranas? Postealo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La verdad, no me sorprende que piensen eso de nosotros...Que lo piensen no es su culpa, pero podrían verificarlo antes de expandir una mentira alrededor del mundo. Aunque hay que tomarlo de quien viene.