I moved/ Me trasladé

This blogs is now in http://nunezmussa.wordpress.com/ Este blog está ahora en http://nunezmussa.wordpress.com/

31-03-07

Comentario Cine: "La Maldición de la Flor Dorada".


Comentario a La Maldición de la Flor Dorada publicado en Sobras el 22/03/2007:

Mucho del cine oriental suele caer en lo mismo que esta película, irse al chancho. Las escenas de alto contenido dramático y/o reflexivo, son muy leeeentas con actuaciones ultra exageradas, mientras que las escenas de acción van a mil por hora, sin que podamos distinguir del todo lo que está pasando frente a nuestros ojos, cuando ya hay un montón de cadáveres en pantalla.
El argumento de La Maldición de la Flor Dorada es bastante teleserico y no tiene gran importancia o al menos queda en desmedro ante el espectáculo visual que ofrece la cinta, especialmente en las multitudinarias secuencias de lucha.
Si alguien se diera el tiempo de tomar una tijera y de sacarle a la peli, todas las partes en las que hablan y lloran y se gritan y vuelven a llorar y a hablarse y a gritar, más encima todo al revés igual que Yoda, no sería una perdida importante, incluso la película podría quedar más entretenida.Porque lo que Zhang Yimou sabe hacer es crear imágenes impactantes que se te quedan pegadas en la cabeza. Como ese momento en que el Emperador, un soberbio Chow Yun-Fat, lleva al extremo la siniestra idea de castigar a su hijo a correazos, con una violencia que contrasta con el ambiente lleno de oro y opulencia en el que ocurre la acción, helándote los huesos.
En términos técnicos la película es simplemente IN-CREI-BLE, la foto, el arte, la música, los vestuarios, la ambientación, las coreografías, etc. Todo está por sobre las expectativas. Y total, si hay cientos de chinos con armaduras y espadas agarrándose contra otros tantos vestidos como unos extraños ninjas ¿A quién puede importarle la historia?
Tres basureros y un sablazo (para cortar las partes que sobran).

PD: El nombre original de la cinta en chino es: Man cheng jin dai huang jin jia, practícalo y luego compite con tus amigos, para ver quién puede decirlo rápido más veces sin equivocarse. Diversión asegurada.

¿Competiste con tus amigos? Postealo.

Comentario Cine: "Letra y Música".



Comentario a Letra y Música publicado en Sobras el 15/o3/2007:

Estimados lectores, es mi deber informarles que esta cinta produce inusitados efectos secundarios en los espectadores. Tal como el vídeo de El Aro te provocaba la muerte, esta película asesinará tus tímpanos y formateará tus neuronas para que una y otra vez se repita en tu cabeza una cancioncilla de mierda. En este link pueden ver a dos inocentes jovenzuelas, que tras salir del cine manifiestan los síntomas de este incipiente mal. Por favor, difundan esta información.
Tú, adolescente lleno de hormonas revoloteando, no te dejes arrastrar al cine por tu novia, aun cuando te encadene e intente llevarte a latigazos (lo que igual puede ser como rico), porque toda la maldita semana estarás tarareando “Pop! Goes My Heart”, una de las canciones más insoportables dentro de la lista de las canciones insoportables de películas, tan pegajosa como 500 chicles masticados por un guanaco.
En Letra y Música, una cantante pop que parece lo que habría resultado al meter a Britney Spears y a Shakira en una juguera. Le pide a Hugh Grant, un cantante de capa caída que en los ‘80 tuvo cierto éxito con una banda llamada POP, que le componga una canción para que la canten juntos, porque ella siempre ha sido su fan. Mientras compone, Juan Antonio Labra, perdón, Hugh Grant, descubre que Drew Barrymore, la mina que le riega las plantas (¿Quién contrata a alguien para que le riegue las plantas?), tiene un don innato para crear letras, así que se ponen a trabajar juntos.
Lo que le faltó a la cinta fue conflicto, nada de lo que pasa en pantalla importa mucho, así que llenan con chistes fomes. Ni siquiera la historia de amor tiene esa tensión de “te odio, pero igual te quiero”, estos se quieren no más. Hasta la recreación de vídeo clip ochentero, para “Pop! Goes My Heart”, es más entretenida que la película entera.
Si puedo rescatar algo de la cinta, es a Drew Barrymore. Estamos ante la nueva Meg Ryan, mientras más comedias románticas hace, más exquisita se va poniendo. Si después de 50 First Dates quise pololear con Barrymore, después de esta peli quiero casarme con ella. Hey, si el huevas de Tom Green pudo, todos tenemos una oportunidad.
Tampoco se le puede pedir mucho a una comedia romántica más, súper feliz y buena onda, para ver en la tele un “fomingo” en la tarde con tapones en los oídos, pero que no vale una entrada al cine.

PD: Dear Miss Barrymore if you are not high with Cameron Díaz, maybe you can read this, I would like to dedicate this to you: “I said I wasn’t gone loose my head/ but then Pop! goes my heart. I wasn’t gone a fall in love again/ but then Pop! goes my heart”. Very original chilean poetry, with all my love for you.

Dijiste que no te volverías a enamorar, pero tu corazón hizo POP! Postealo.

23-03-07

Comentario Cine:"The Road to Guantánamo".


Comentario a The Road to Guantánamo, publicado en Sobras el 09/03/2007:

Esta es de ese tipo de películas que de no contar en los créditos con un nombre como el del director Michael Winterbottom (24 Hour Party People), ni siquiera se asomaría por nuestra cartelera. Porque la crítica que plantea es tan al hueso, que la impotencia y la vergüenza ajena te agarran de los cojones, y esa sensación no vende muchas entradas al cine.
Estamos ante un docudrama que cuenta la historia de tres jóvenes pakistaníes radicados en Inglaterra, bautizados por la prensa como los Tipton Three, que viajan a Medio Oriente al matrimonio arreglado de uno de ellos y tras entusiasmarse con la idea de apoyar a Afganistán contra la reciente invasión estadounidense, se ven envueltos en una situación que los conduce al lugar equivocado en el momento equivocado, por lo que terminan presos en la cárcel gringa que se encuentra en la Bahía de Guantánamo, sin nunca tener cargos formales en su contra.
La historia está narrada por sus propios protagonistas, intercalando imágenes de archivo y recreaciones. Estas ultimas, pese al escepticismo que han manifestado algunos críticos de cine gringos, visualmente al menos son bastante convincentes, logrando un efecto muy similar al de un documental, algo que Winterbottom ya ha demostrado que sabe hacer muy bien. Se valora también que tengan pocos diálogos, porque los testimonios superan a cualquier guión. De todas formas faltó un esfuerzo mayor en el casting, ninguno de los actores se parece a la persona que representa.
Está bueno que la película no trate de mostrar a los tres tipos como ángeles inocentes, porque no lo son. Queda súper claro que se calentaron con una idea política, sin medir las consecuencias que eso les podía traer. Pero finalmente no mataron ni a una mosca y aunque lo hubieran hecho, nada justifica que un ser humano torture a otro y por lo mismo que exista un lugar como la cárcel de Guantánamo es una vergüenza.
Les dejo dos frases para terminar, la primera es lo que dijo Michael Moore sobre esta cinta, ya que coincido bastante: “Poderoso. Un film que cada votante americano debería ver”. Y no sólo cada votante americano, sino cualquier persona que este contra la violencia.
Y por último la declaración de Bush sobre los prisioneros que se encuentran en Guantánamo, que sirve para abrir el documental: “Lo único que se con certeza es que esa es gente mala.” Sin comentarios.
4 Basureros.

¿Rabia contra la injusticia? Postealo.

Comentario Cine: "Apocalypto".


Acá va un microcomentario a Apocalypto, publicado en el número de Marzo 2007 de Caleidoscopio, pasquín oficial del Centro de Estudiantes de Comunicaciones de la UC:

El nombre de esta película engaña. No estamos ante una metáfora del Apocalipsis, ligada al análisis profundo de lo que pudo significar el fin de la civilización Maya. Sino que frente a más de dos horas de cantidades descomunales de violencia y acción, la especialidad de Mel Gibson, cuando de dirigir se trata.
Litros y más litros de sangre van tiñendo esta suerte de Duro de Matar, pero con mayas, sacrificios humanos, taparrabos y perforaciones corporales... muchas perforaciones corporales. No es recomendable para los fans de Barney y Los Cariñositos, pero si piensas que puede ser cool ver a un tipo comiéndose los testículos crudos de un tapir, esta es tu película.

¿Tapires o Barney? Postealo.

13-03-07

Comentario Cine: "Infection".


Comentario a Infection publicado en Sobras el 01/03/2007:

Es raro que la suma Terror + Japón, no de un buen resultado. Lamentablemente estamos ante uno de esos extraños casos. Infection es una película enferma, enferma de latera.
Un paciente que sufre una misteriosa infección que está deformando su cuerpo, es llevado a un hospital que apenas tiene médicos e insumos (no, el hospital no es chileno). La premisa no es muy novedosa, denominador común para la mayoría de los elementos de una película que se manda un cliché tras otro, volviéndose predecible, sin nunca lograr esos momentos de tensión que nos hacen saltar de la butaca y que tanto disfrutamos en las buenas pelis de horror.
Con una construcción dramática enclenque, a la cinta no le queda otra que tratar de crear miedo a través de recursos simplones que más bien generan un poco de asco, como una sangre verde que parece moco de marciano resfriado, unos cuantos tajos de bisturí y algunos jeringazos. Todo muy suavecito. Si al menos querían impactar podrían haberse esmerado en crear imágenes realmente estremecedoras.
Como es esperable de una historia sin mucho sentido, el final tampoco lo tiene. Los tipos optaron por hacer algo súper creativo y loco, que se entiende poco. Pero, hay una abuelita delirante que da risa (lo mejor de la peli) y la dirección de foto tiene lo suyo.
Aunque probablemente sea igual de malo, esperemos que el remake gringo resulte más entendible, quizás algo se perdió en la traducción.

Dos basureros bien tapados para que la infección no se propague.

¿Infecciones japonesas? Postealo.

07-03-07

Comentario Cine: "Escándalo".


Comentario a Escándalo, publicado en Sobras el 27/02/07:

Cate Blanchett se puso escandalosa. No robó en una tienda ni se rapó la cabeza para encontrarse a si misma, pero en esta peli es una guapísima profe de colegio, que se involucra sexualmente con uno de sus quinceañeros alumnos y tiene la poca viveza de contarle el rollo a Judi Dench, que interpreta a una profesora vieja y solitaria, que obsesionada con Blanchett, utilizará el secreto para manipularla.
Dench está impecable, ¿Qué le darán a esa señora para que actúe así? Sin embargo, el tono de la película no la acompaña. La cinta no se define entre un drama o un thriller psicológico, por lo tanto el director no se atreve a convertir a Dench en una villana de tomo y lomo, sino que opta por eso de: “igual tengámosle pena”. Lo que resulta una lástima, porque Dench muestra todo el potencial como para lograr un personaje tan grande como el de Kathy Bates en Misery. Un claro ejemplo, de que las carencias de los personajes se pueden mostrar a través de su egoísmo y poder de manipulación, sin ponerse tristón.
La Sra. Dench merecía que este papel la inmortalizara. No es por restar méritos a Blanchett que está increíble, pero Dench se roba la película.
Lo mejor del cinta es el guión, a cargo de Patrick Marber, autor del guión de la excelente Closer y tal como en esa película acá a partir de acontecimientos simples la historia se va enredando sin que nos demos cuenta, con una técnica que no se puede más que agradecer. Da gusto ver una cinta a lo vieja escuela, con esa ambigua frialdad británica, enmarcando un argumento contundente y actuaciones de primera.
Si te pasaste o te pasas rollos con alguna profe, anda a verla. Si tus rollos son con los profesores Bandera o Campusano… tienes problemas.

4 basureros.

¿Escándalos con profes? Postealo.

01-03-07

Comentario Cine: "Hollywoodland".


Este comentario va con bonus track. Primero les dejo el comentario a Hollywoodland publicado en Sobras el 22/02/2007 y luego va el texto original que escribí sobre la película, el que debí adaptar, porque en Sobras querían algo más humorístico:

Publicado en Sobras:

Si eres de los que vendería a su hermano chico a un traficante de riñones para comprar un pasaje a Hollywood y convertirte en una estrella, esta película te hará pensarlo dos veces, algunos traficantes pagan más por las corneas. Ya, en serio, Hollywood alguna vez se llamó Hollywoodland (después le sacaron las letras que sobraban al mítico cartel) y como todas las hueás terminadas en “landia”, que de lejos parecen algo súper lindo y amistoso, de cerca era más bien un lugar oscuro y feo, igual que esa caverna con piratas de yeso en Fantasilandia.
George Reeves (Ben Affleck), sin saber con que chichita se estaba curando, soñaba con convertirse en un actor famoso de mmmHollywood. Y claro, hizo lo que cualquier ser humano con sentido común haría, acostarse con una veterana casada con un ejecutivo ultra poderoso de la MGM. Así consiguió el gran papel de su vida, transformándose en la cara de Superman para la generación que creció en los ‘50. Sin embargo, los poderes no lo acompañaron la noche en que sentado en su cama una bala lo atravesó, y su muerte pasó a ser un misterio, sin que se pudiese determinar si se trató de un suicidio o de un asesinato. Ahí aparece Louis Simo (Adrien Brody), detective privado que tratará de descubrir la verdad, pero meterse con los enigmas del mundillo hollywoodense, se puede volver muy peligroso.
Affleck, perdió la oportunidad de hacer el rol de su vida. Pese a que cumple dignamente con la tarea, no sale del papel de pelmazo con aspiraciones. Por otro lado, Brody es quién salva la cinta con sus caras de circunstancia y esa parada de sujeto atormentado, pero en el fondo de buenos sentimientos. Y es justamente en los momentos más álgidos de la investigación del detective, cuando la peli adquiere un leve vértigo, porque en general resulta lenta.
Habría quedado mejor contar esta historia como un documental o un docudrama que plantee cada teoría sobre la muerte de Reeves con sus implicancias, antes que esta peli con una lograda recreación de época, pero débil en mantener al espectador interesado en su butaca. Esto la hace perfecta para esperarla en DVD, porque el material adicional de seguro la enriquecerá bastante.
De todas formas debemos agradecerle a la película dos importantes lecciones de vida:
1) Para ser famoso hay que tener sexo con la esposa de un ejecutivo influyente en la industria del cine (¿Alguna disponible? No dude en dejar su mail).
2) Da lo mismo si eres un pésimo actor, siempre que te pongas los calzoncillos arriba de los pantalones.
Tres basureros, porque aparece Superman.
PD: Raro eso de que dos tipos con un apellido tan similar Reeve(s) (George y Christopher), hayan interpretado a Superman en diferentes épocas y que ambos terminaran sus vidas como las pelotas. Cosas de Hollywood.

Texto Original:

No se si Hollywood sea un lugar lindo, pero de lo que estoy seguro es que tiene algo fascinante, que está ligado a una suerte de aura legendaria. Casi toda la mitología contemporánea viene de ahí, y hay quienes darían su vida por pasar a formar parte de ella. Uno de ellos fue George Reeves, encargado de interpretar a Superman en televisión durante los años 50, quién terminó entregando su vida literalmente. La oscura muerte de Reeves como digno cuento de Hollywood, está rodeada de tesis que intentan definir si se trató de un suicidio o de un asesinato. Lo que es seguro, es que una bala atravesó su cuerpo y eso que al Hombre de Acero las balas le rebotan. ¿Paradójico? No, hollywoodense.
Porque Hollywood es como una dimensión paralela, un espacio donde lo que ocurre tiene sus propios códigos y reglas, por lo tanto cuando alguien intenta develar algún misterio que rompe con la leyenda, el peso completo de años alimentando mitos que permiten dormir tranquilos a quienes manejan la industria, le puede caer encima y dejarlo reventado contra el asfalto. Louis Simo (Adrien Brody), detective privado, se introduce en ese juego torcido al tratar de aclarar cómo fue realmente la muerte de George Reeves (Ben Affleck).
El relato intercala la investigación de Simo con lo últimos años de la vida de Reeves. Resultando mucho más entretenida la historia del outsider que por encontrar la verdad entra en un universo que se nutre de mentiras, mientras que a la vez trata de sobrellevar sus problemas personales, a cargo de un Brody impecable como siempre, por sobre la correcta, pero no espectacular interpretación que hace Affleck de Reeves, mostrándolo como un pelmazo con aspiraciones.
A la cinta le faltó convertir a George Reeves en un ser humano, mostrar más a fondo a un tipo con frustraciones, que quería dirigir y obtener papeles de peso, cuando finalmente pasaría a la historia por ser el tipo que usó los calzoncillos rojos sobre la malla azul, detalle también hollywoodense. No niego que hay un par de escenas bastante conmovedoras y decidoras sobre el carácter del hombre, pero se pudo hacer muchísimo más, para dar mayor validez a la tesis de un supuesto suicidio, que tiene menos contundencia frente a las otras que se muestran en la película.
Es interesante como la cinta plantea que meterse con Hollywood, no es algo fácil, porque si no sabes que vía elegir para alcanzar lo que deseas, te puede pasar como a George Reeves, a quién el mismo camino que lo condujo al éxito, le significó una caída libre tan grande, como para nunca alcanzar a darse cuenta del todo que Hollywoodlandia es un lugar triste, con mucho papel maché y que desde el momento en que le vendió su alma, ha estado en una linda pesadilla disfrazada de sueño.
La película es lenta y sólo en los momentos más álgidos de la investigación de Simo adquiere cierto suspenso, pero es muy leve. Habría resultado mejor contar esta historia como un documental que plantee cada teoría con sus implicancias, antes que esta cinta con una lograda recreación de época, pero débil en mantener al espectador interesado en su butaca. Esto la hace perfecta para esperarla en DVD, porque el material adicional de seguro la enriquecerá bastante.
Cabe agregar, aunque no tiene que ver con el argumento de la película, que es inevitable acordarse de ese mito que habla de una supuesta maldición de Superman: Christopher Reeve y George Reeves, ambos encarnaron al súper hombre y tuvieron destinos trágicos, el primero quedó con su cuerpo paralizado como todos recordarán, tras caer de un caballo y de George creo que ya hablé bastante en este texto. Raro eso, Reeve y Reeves, Superman y Superman, mítico, legendario... hollywoodense.

¿Estas dispuesto a llevar los calzoncillos sobre los pantalones para convertirte en una megaestrella de Hollywood? Postealo.