I moved/ Me trasladé

This blogs is now in http://nunezmussa.wordpress.com/ Este blog está ahora en http://nunezmussa.wordpress.com/

27-02-07

Comentario Cine: "Borat".


Comentario a Borat publicado en Sobras el 14/02/07:

Con Borat me reí como loco. Hacía tiempo que no me reía así con un personaje humorístico y eso que en Chile tenemos varios que aparecen en la tele todas las semanas. La génesis de Borat también fue en televisión, en Da Ali G Show, programa en el que Sacha Baron Cohen da vida a sus personajes. Entonces, ¿Porqué a Borat le ha ido tan bien y en cambio nadie fue a ver la película biográfica de Charly Badulaque o no han hecho una cinta sobre Yerko Puchento? Tratando de encontrar una respuesta a esta pregunta, hice una punteo de las razones por las que me gustó tanto Borat y creo que algunas no calzan con la mayoría de los personajes nacionales.
Primero, es una película jugada. Sostener la historia en la asertividad y capacidad de improvisación de un actor, ya es un riesgo. Borat es el segundo mejor reportero de Kazajistan y viaja a Estados Unidos para filmar un documental con el que espera mostrar la cultura norteamericana a su país, para así poder progresar. La gracia del asunto, está en que gran parte de la cinta está grabada efectivamente como un documental, con personas reales que deben soportar la ignorancia e ingenuidad de Borat. El personaje está tan internalizado, que ni siquiera cuando más de una vez lo quisieron tomar preso, Sacha Baron Cohen dejó de actuar.
Segundo, los temas. No es lo mismo reírse de la farándula o del Chile marginal, que de Bush, la Guerra de Irak, el racismo, los prejuicios, la hipocresía y el absurdo de la sociedad, sin caer en discursos y en chistes intelectualoides. Borat tiene el mérito de presentar niveles de humor para todos los gustos. Para quiénes sólo quieren reír un rato, hay chistes a lo pastelazo en la cara (Que en Borat, sería algo así como: tener el culo de un hombre gordo en la cara), y para los que esperan algo más profundo, hay un humor critico que se encuentra contenido sobre todo en las conversaciones de Borat con personas anónimas que va conociendo en Estados Unidos, ojo con la del tipo del rodeo.
Tercero, la estructura. ¡Wow! Se podía hacer una road movie en tono de comedia, donde los protagonistas no tuvieran sexo en cada parada. Que la historia transcurra a lo largo del viaje que hace Borat por Estados Unidos, para conocer a Pamela Anderson, de quien se enamora tras ver un capítulo de Guardianes de la Bahía su primera noche en Norteamérica. Permite que a Borat le pase una cosa rara tras otra, con lo que el personaje no agota, porque las situaciones hacen parte importante del trabajo.
Cuarto, el aspecto de la película. Parece de verdad un documental hecho con dos pesos. Además la recreación de Kazajistan filmada en una aldea gitana, merece mención aparte. Y el look de Borat ayuda a darle credibilidad a lo caricaturesco de la actuación, incluso optaron por no lavar el traje que usa casi toda la película para entregar más realismo al personaje.
Espero que no busquen explotar a Borat hasta volverlo fome y repetido. Me gustaría que esta fuera la única película, para que pase a convertirse en un clásico de la comedia. Ya que si empiezan con: Borat va de vacaciones, Borat se enlista en el ejército, Borat quiere ser presidente, etc. El personaje probablemente pierda el encanto. Por ahora eso sí, estamos ante la mejor comedia de la temporada y ante una clase magistral de cómo debe ser un buen personaje de humor.
Cinco basureros llenos de Wa-wa-wee-wa! (Que no sé muy bien lo que es, pero me encanta decirlo).

¿Aprendiste a hablar kasajo? Postealo.

20-02-07

Comentario Tele: "Who Wants to be a Superhero?"


Comentario al bizarro reality show: Who Wants to be a Superhero?, que me publicaron en Sobras el 12/02/07:

Que una persona se meta a un reality y esté dispuesta a que miles de seres humanos la vean hacer el ridículo, es algo a lo que la tele ya nos tiene acostumbrados, más si se trata de programas gringos, sin embargo que esa persona sea capaz de renunciar a su vida normal, para vestirse con un traje de lycra colorinche e intente proyectarse como un ejemplo de inspiración, supera las expectativas.
En Who Wants to be a Superhero? los participantes caracterizados como personajes que ellos mismos inventaron, compiten por convertirse en el próximo protagonista de un cómic de Stan Lee – juez del concurso –, a quien le aguantamos que se meta en proyectos patéticos como este (¿Se acuerdan de esa joya llamada Stripperella?), sólo porque nos ha entregado grandes superhéroes e historias: Spiderman, Hulk, X-Men, etc.
El programa funciona como un gran chiste, que a cada rato conduce a la pregunta: ¿Es posible que exista gente así? Es justamente en la rareza y la suprema estupidez de los participantes donde recae el encanto del asunto. Se nota que a los productores les importa un rábano la competencia y sólo les interesa crear esos mágicos momentos de humillación, que tanto nos gustan.
Interesa tan poco quién será el eliminado, que ni siquiera hay un intento por crear tensión dramática, al menos en el primer programa, unos minutos antes de que anunciaran al participante que dejaría la competencia, tiraron una cuña del tipo diciendo que él ya sabía que todo estaba perdido. ¡Plop!
Además, es tal la deficiencia en el cuidado de los detalles, que resulta sospechoso que los mismos participantes se crean el cuento. Por ejemplo, ponen llorando una y otra vez a una niñita supuestamente perdida en la calle (¿Aló UNICEF? ¿Hay alguien ahí?), que debe ser encontrada por los superhéroes y entregada en un lugar que tiene pegado en su exterior unos flamantes letreros impresos en hojas de carta blanca, que dicen “Oficina de Seguridad”. No hay que ser un erudito, para saber que las oficinas estatales están indicadas con placas y no con hojitas de papel.
Esto sumado a un muy particular criterio de eliminación, basado en una supuesta ética del superhéroe, que conduce a decisiones tan extrañas como la de darle una segunda oportunidad a un tipo que diseñó un arma adosada a su brazo que dispara de verdad y cuya motivación para ser superhéroe es matar gente. Nos indican que estamos ante un pésimo reality de competición, pero ante un tremendo programa de humor.
Eso sí, la estética de cómic y los efectos de postproducción están decentes. Y seamos sinceros, la idea es buena, ¿Quién no ha soñado alguna vez con ser un superhéroe? Vale la pena verlo para reír a carcajadas y gritar ¡Excelsior! cuando nadie te esté mirando.

Canal Sony. Martes 23:00 hrs.

¿Sueñas con ponerte una capa y salir a luchar por la justicia? Postealo.

17-02-07

Comentario Cine: "El Laberinto del Fauno".


Comentario a El Laberinto del Fauno publicado en Sobras el 05/02/07:

Advertencia:

1. Si Ud. vive en Malasia no siga leyendo esto, porque la película se encuentra prohibida en su país por ser considerada extremadamente violenta, por lo tanto es probable que no pueda verla.

2. Si Ud. vive en Malasia, ¿Cómo demonios llegó a esta página?

Si no vives en Malasia y eres lector de esta página, puede que seas de las personas sobre las que voy a escribir, las personas para las que está hecha El Laberinto del Fauno. Porque que quede claro, esta peli no es para todo el mundo. Para verla hay que volver a pensar como niño o seguir siéndolo, aunque tengas pelos y olores. A los que nos quedamos pegados en una edad incierta y a veces nos sentimos más cercanos a la ficción que a la realidad, nos hace recordar esos domingos en la tarde en los que sin más entretención que Tierra Adentro o algún documental sobre la sexualidad de los marsupiales (un tema fascinante, lean al respecto), no quedaba otra que entretenerse con la imaginación, inventando personajes e historias.
Es a través de esos mundos inventados que íbamos entendiendo el de los adultos y a la vez nos refugiábamos de sus problemas. Ahora, si los problemas de los adultos son normales, como los de la mayoría de los padres: pagar las cuentas, discutir por hueas, rollos en el trabajo, etc. El mundo de fantasía no necesita mezclarse TANTO con el real.
Pero cuando tu mamá tiene un embarazo como las pelotas y se acaba de casar con un capitán del ejercito franquista que tiene vocación de tirano y te odia, tu mundo de fantasía se transforma en la unica salvacion. Es eso lo que hace Ofelia, una niñita de 13 años fanática de los cuentos de hadas, que tras seguir a un “palote-con-esteroides-transformista-que-se-convierte-en-campanita”, llega a un laberinto donde mmmm… hay un fauno. El fauno que es gringo, pero habla como español, con hartas zetas y todo, le dice que tiene que cumplir con tres pruebas tipo reality, porque es la princesa desaparecida de su reino.
En las pruebas de la cabra chica van apareciendo los horrorosos monstruos que los freaks esperamos ver. Y sí, los diseños son impresionantes. Es refrescante ver una peli en la que los monos no dan risa ni lástima. No es que tenga algo contra creaciones tan magnificas como Jeepers Creepers o el Epidemia de Cachureos, pero definitivamente los diseños de El Laberinto, harán que todos nosotros queramos tener una figura de acción de El Hombre Pálido en nuestras repisas.
Es que esta es de esas películas perfectas para generar un culto de seguidores, de hecho después de verla quedé con gusto a poco, me dio la impresión de que es sólo la introducción a un universo más complejo, necesito que se creen comics, más películas y series animadas que hablen del mismo mundo. ¿Puedes Guillermo? Hazlo por mi. (Aunque ojo, esta peli es una meta-secuela al clásico El Espinazo del Diablo).
La parte real de la cinta no es un dramón histórico como podría pensarse, por el contexto de la España a comienzos del franquismo. Sino que dialoga más con las cintas de acción y aventura. Con su buena dosis de sangre, le lleva una potente escena de tortura, rebeldes y militares enfrentándose en el campo y personajes como sacados de un cómic (bueno), sin muchos matices (no los necesitan), pero que le permiten a Del Toro plantear de forma clara y directa la critica a un régimen donde no cabe la imaginación.
Entre los personajes destaca el Capitán Vidal, papel en el que se luce Sergi Lopéz. El tipo es de esos malos, tan malos, pero tan malos, que van a pasar a la historia del cine por su maldad. Ojo con la escena de la mandrágora (planta rara que se cree humana) y con esa en la que se cose la boca.
Guillermo del Toro fue uno de esos niños como Ofelia que preferían la fantasía a la realidad y tal como ella, él debió ir mezclando ambos mundos hasta convertirse en adulto y entonces encontrar una de las mejores formas de llevar su imaginación a algo tangible: el cine. Creo que eso es lo mejor que tiene esta cinta, nos recuerda la capacidad que tiene el cine de hacer posible lo imposible.
PD : Lamento decepcionar a los califas, Maribel Verdú sale vestida, aunque tan guapa como siempre.

Todos los basureros del mundo, corran a verla.

¿Te topaste con un Fauno y no sabes si es real? Postealo.

Comentario Cine: "Babel".


Pura híperexclusividad, aquí va un comentario inédito que escribí de Babel:

Hace un par de años un periodista experto en tele me mostró el vídeo sin sonido de uno de los aviones estrellándose contra Las Torres Gemelas y luego me preguntó qué pensaba al respecto. Además de las reflexiones lógicas sobre el fundamentalismo, lo triste del asunto, las víctimas inocentes, en fin sobre todo lo que ya se ha dicho más de una vez, tal como este periodista esperaba, me acordé de la frase cliché: Una imagen vale más que mil palabras.
Aunque no estoy de acuerdo con que esa sea una verdad absoluta, sí creo que se aplica perfectamente a muchos casos. En especial cuando se trata del cine y la tele. Hay historias que jamás podrían ser contadas de mejor manera que a través de las imágenes en movimiento.
Con esta idea en la cabeza, creo que Babel tiene un familiar más directo que sus películas hermanas Amores Perros y 21 Gramos, de la trilogía sobre la muerte de Alejandro González Iñárritu. El padre de Babel es el corto que González Iñárritu realizó para representar a México en 11’ 09’’ 01 – September 11, la recopilación de cortos creados por directores de diversas partes del mundo, que tienen como tema la tragedia del Wall Trade Center. La primera vez que vi ese corto rallé. Me impactó la forma en que midiendo el uso de uno de los videos más vistos en el planeta, podía volver a shockear como la primera vez, delegando el peso del corto en el poder de la imagen.
En Babel esta idea es palpable. El potencial de las imágenes es exprimido al punto en que la película se puede entender sin sonidos ni subtítulos. Lo que no significa que los excelentes diálogos y música, a cargo de Guillermo Arriaga y Gustavo Santaolalla respectivamente, sean prescindibles, sino que son complementos que ayudan a reforzar lo que las imágenes dicen por sí solas. Es paradójico que una película que habla de la incomunicación, sea capaz de comunicar con ese lenguaje universal.
Puede que esta no sea la cinta de González Iñárritu con las historias más atractivas o con la estructura narrativa más interesante, pero su mérito está en decir mucho sobre la situación actual del mundo a través de historias mínimas, que invitan más a la reflexión que a la emoción. Aunque igual nos encontraremos con más de una escena que nos pare los pelos, como la última toma de la cinta que está de lujo.
De lujo, están también las actuaciones, considerando que un amplio número de quienes participaron en la película no son actores profesionales, lo que le aporta a la cinta una crudeza muy en la onda del neorrealismo italiano. De los protagónicos, lograr que Brad Pitt no parezca Brad Pitt merece aplauso y demás está decir que Adriana Barraza, la nana mexicana, y Reiko Kikushi, la japonesa sordo-muda, son un tremendo hallazgo.
Según González Iñárritu, cada cierto tiempo se hace una gran película que marca la historia del cine y él espera ser el encargado de dirigir la próxima, con Babel confirma que puede darse el gusto de soñar con eso.
Salvemos al mundo de la incomunicación, postea.

Comentario Cine: "Rocky Balboa".


Mi primer y polémico comentario de cine en Sobras, publicado el 19/01/07:

Antes de entrar a ver Rocky Balboa, es imposible no preguntarse: ¿Por qué hacer otra película más de Rocky? Después de ver Rocky Balboa, la pregunta sigue sin respuesta.
Sylvester Stallone que está viejito y medio senil, escribe, dirige y protagoniza la sexta cinta del boxeador italiano con problemas de dicción. En la que nos muestra a un Rocky viudo y dueño de un restaurante, que retirado del boxeo ya no vive como millonario en una mega-mansión, sino que regresa a su viejo barrio a llevar una vida sencilla.
En el mundo del boxeo el que la lleva es Mason Dixon, un afro americano muy similar a Mike Tyson (que tiene su respectivo cameo), que ostenta el titulo de campeón mundial que Rocky alguna vez llevó en su cintura. Después de que un programa de deportes hace una recreación virtual a lo Play Station, de cómo sería un enfrentamiento entre Rocky y Dixon, en el cual Balboa resultaría ganador, el viejito se entusiasma y tras ser invitado a una pelea de exhibición por los tipos que manejan a Dixon, se prepara para su último combate. La historia se interpreta como una analogía de lo que pasa con Stallone, tal como Rocky todavía puede pelear, Sly nos dice que todavía puede actuar, dirigir y escribir, aunque lo hace pésimo, pero puede.
Lo más freak de la cinta son los parlamentos. Rocky se ha convertido en una especie de gurú espiritual y cada una de sus intervenciones está pensada para abrir nuestros corazones y así disponernos a seguir una vida de bondad y reconciliación con el mundo. Por lo tanto, cada vez que el Maestro Balboa se dirige a alguno de los personajes, tras un par de iluminadas frases, ellos deciden seguir el camino de la luz y la esperanza, dejando atrás sus convicciones. Porque aunque Rocky hable como imbécil producto de los chorrocientos combos que le han pegado en la cabeza, finalmente es un genio encubierto. De hecho a mi me cambió la vida.
En realidad toda la palabrería es un adorno para llegar a lo mismo de siempre: Rocky golpeando vacas muertas, Rocky saltando con un cordel, Rocky subiendo por los peldaños de una escalera cuando trota, Rocky festejando después de subir los peldaños de la escalera y lo más importante de todo: Rocky agarrándose a cornetes en un ring. Escenas que no justifican la existencia de la película y que deben hacer que los tipos que votaron para darle el Oscar a mejor película a Rocky y no a Taxi Driver en 1977, se den cabezazos contra la pared.
En la parte de la pelea, Stallone quiso hacer algo ¿artístico? y de repente la cinta se vuelve blanco y negro, dejando sólo algunos colores como la sangre en la boca de Rocky, que aparece y desaparece misteriosamente. A esto le agregó una edición vertiginosa que grita tan patéticamente como el director: vieron que estoy joven todavía. Lo que pese a verse cool en algunos momentos, no aporta nada a la historia.
Es una película que sólo podrían llegar a encontrar buena, los fans de la saga que se visten con buzo gris y zapatillas Converse para salir a trotar todas las mañanas mientras tararean la canción del “chan-chan-chan”, que aparece con distintas intensidades durante tooooooda la cinta. El resto de los espectadores puede saltársela, excepto a que necesiten una lobotomía express.

Ponte los guantes de box y postea.

Comentario Cine: "Crash".


Continuando la onda de los contenidos híperexlusivos del post anterior, acá va un comentario que escribí de Crash, que quedó inédito para la desaparecida sección de cine de Super 45:

Esperando el choque.

Existe algo contra lo que no podemos luchar, por más que lo intentemos no somos más que fragmentos de una historia que como sea debe completarse. Somos los juguetes del destino.
Así funciona el mundo en Crash, vidas unidas por el infinito en choques fortuitos. Caracteres opuestos, cargados de prejuicios, de racismo, que se ven obligados a comulgar en función de un fin último que está por sobre ellos.
Paul Haggis, el guionista y director, logra llegar a la esencia de lo que somos como especie humana, a partir de una perspectiva amplia cargada de un preciso ojo sociológico que lentamente va estrechándose para mostrarnos a personas comunes y corrientes, simplemente eso, personas sin disfraces ni poses, llevadas a situaciones extremas que no permiten más que los sentimientos básicos que todos transportamos.
Crash, puede definirse como una “película magnolia”, en homenaje a la obra maestra de Paul Thomas Anderson. Una historia coral, con pétalos que se tambalean, caen y renacen fortalecidos, alrededor de un denominador común, en este caso: la falta de comunicación, elemento incitador de los prejuicios que hacen actuar a los personajes.
Estamos ante un película que sorprende, que desgarra, que nos hace cuestionarnos hasta que punto existe el libre albedrío y cómo podemos corregir nuestras acciones. Pocas veces una cinta es capaz de conseguir la catarsis en los espectadores de la manera en que Crash lo hace, por momentos las lágrimas se hacen inevitables y nos olvidamos de que estamos frente a actuaciones, de verdad lamentamos lo que ocurre en las vidas de esas personas y esperamos que mejoren, porque no son más que un reflejo fidedigno del mundo real.
Crash es una película incontable e imposible de resumir, son tantas las sutilezas, que no sería más que un acto de soberbia siquiera intentar hacerlo. Sólo me atrevo a decir que es un filme iluminador, necesario, genialmente realizado y que más allá del premio Oscar como Mejor Película, de todas maneras será reconocida para siempre por lo espectadores, ya que sin falsos discursos pacifistas, utilizando como arma la realidad, nos invita a regenerarnos. A no esperar un choque para darnos cuenta de que vivimos rodeados de miles de personas, cada una con una historia que contar, tal como reza una canción de los White Stripes.
Siempre habrá que completar el trozo de la cadena que el destino espera de nosotros, pero la idea es hacerlo sin que nos presione. No podemos predecir casi nada de lo que nos ocurrirá, sin embargo al menos somos capaces de cambiar el cómo, eso es lo que está en nuestras en manos y es el mensaje último de la cinta. Existen películas que nos gustan, porque cuentan buenas historias y otras como Crash, porque son la vida misma.

¿Todavía estás esperando el choque? Postealo.

Entrevista inédita a Francisca Valenzuela.


Acá les dejo la híperexclusiva entrevista que le hice a Fran Valenzuela para la
sección "Atención con..." de Super 45, que al final quedó inédita. Por lo tanto, publicarla aquí meses después de realizada (Octubre 2006), creo que la convierte en una pequeña pieza de culto o mejor dicho de coolto:

Atención con Francisca Valenzuela
Santiago, Chile

Nombre: Francisca Valenzuela
Edad: 19 años
Ocupación: Estudiante de periodismo
Estudios Musicales: Piano clásico desde los 8 años hasta hoy. Composición en el Berklee
College School of Music en EEUU.
Define su música como: Pop/Rock/Jazz
Contacto: Contáctenme en el blog
Website: http://www.francisca-valenzuela.blogspot.com/

-¿Por qué optaste por ser solista?
-Porque en este momento, me gusta sentir que tengo la energía creativa general, que las canciones sean una representación de mi.

-¿Hace cuánto empezaste con las tocatas?
-Empecé hace dos años sola, con puro piano. Toqué en el Thelonious un par de veces, que era el lugar más exquisito para tocar, porque imagínate tienen un piano de cola y era un público completamente jazzero. Después toqué en el Sofá, siempre sola. Y recién este año empecé a tocar ya, con banda.

-¿Cómo gestionas tus recitales?
-Cuando empecé con los tocatas tuve que buscar lugares donde hubiese un espacio para tocar puro piano solo, que fuera un público receptivo a eso, una cosa más intima. Así que con mi pololo fuimos a lugares de jazz, dejando demos para mostrar mi trabajo y ver la recepción, algunos llamaban, otros no. Ahora como hay más difusión de la canción “Peces”, con apoyo de parte de las radios que están súper metidas con el tema, que les gusta harto, voy a locales que me interesan, yo sola negocio y planteo mi propuesta.

-¿Cómo llegó tu single “Peces” a la radio?
-Me vieron tocar unos chiquillos de Iberoamerican y les encantó. Así que cuando hice el demo de “Peces” y de otros temas, se los pasé para que lo escucharan, les gustó mucho y me ofrecieron apoyo para tener la difusión que tengo hoy día, sin la necesidad de un sello.

-¿En qué radios está sonando en este momento?
-Está sonando en la Rock & Pop, en la Radio Concierto y en la FM Hit.

-Las bandas independientes están dejando atrás la figura del manager. ¿Te parece un elemento necesario?
-Por un lado encuentro que es súper rico eso de ser independiente, sin nadie, porque te puedes mover con más libertad por los distintos circuitos musicales . Que haya un manager hace que sea una cosa más formal y puede pasar que tengas que ser un producto de tal y tal manera. En cambio sin manager, eres mucho más libre, puedes ir de grupo en grupo, estar más comprometida o menos comprometida. Además cachas como funciona el medio y empiezas a establecer la pauta de cómo quieres que funcionen las cosas. Pero por otro lado, a mi me pasa que en la práctica es más difícil, porque en verdad es harto gestionar, harto negociar, es súper difícil autopromocionarse.

-¿Qué te parece la escena actual de la música nacional?
-Está bacán, está exquisita. Hay muchos grupos haciendo cosas nuevas: la Javiera Mena, el Gepe. Mucha propuesta, mucha creatividad, harta gente trabajando, moviéndose mucho. Hay tocatas por millones. Me encanta ser parte de esto.

-¿Tienes amistad o afinidad con otras bandas?
-Estoy recién tanteando amistades. Conozco a los chiquillos de Los Bunkers, me encanta su música, cuajamos muy bien. También soy amiga de los chicos de A La Luz Resistant, liderado por Maus, son muy buenos.

-Solistas nuevos aparecen todos los días. ¿Qué piensas que va a hacer que tu música perdure y específicamente qué te diferencia de los otros?
-Que compongo todos los temas por mi cuenta, mundialmente hay montones de niñas que componen, pero en Chile no es muy común. Además que las letras sean comprensibles y que las chicas se identifiquen con las canciones. Mi trabajo es diferente, porque los otros solistas que conozco como Gepe hacen una cosa mucho más folk, más lenta, un poco más indie de repente, en cambio lo mío es mucho más directo líricamente, con mucho piano. En las canciones que no se han escuchado aún, hay realmente un trabajo y una influencia docta muy especial y distinta.

-¿Qué temas te interesan para tus líricas y qué opinión tienes de los hombres? Porque en tus canciones nos pegas unos buenos palos.
-(Ríe) Están todos muy traumados. Tengo muchas canciones que son así, “Peces”, “Segunda Vuelta”, otra que se llama “Muérdete la lengua”, donde también es como si pegara cachetadas. Me gusta que si va a ser así, que sea brutal. Pero también tengo canciones más baladas, que hablan de estar enamorada, de lo tierno y lo sensual. Además estoy explorando otros temas, me preocupo harto de tener temáticas variadas, por ejemplo tengo una canción nueva que es súper politiquera, habla sobre Medio Oriente, donde trato en verdad de pujar al limite para decir algo.

-¿Cuáles son los 5 discos clave que te influenciaron?
-Tidal, de Fiona Apple. Aquí, de Julieta Venegas. I-megaphone, de Imogen Heap. Ben Folds Live, de Ben Folds. Exile In Guyville, de Liz Phair.

-Tú tienes la dicotomía entre el artista de música clásica y el artista pop. ¿Qué piensas del pop actual?
-Ahora el pop está yendo por un lado mucho más bailable, casi no se escucha un pop que no sea ultra prendido. Pero igual encuentro que hay uno que otro popero que hace buen pop, aunque hay otros que nooooo... como la Paris Hilton. Ahora, a mi tampoco me gustaría encasillarme un 80% en el pop, es peligroso por la imagen, por los productores que se te van a acercar. Yo nunca me voy a obligar a hacer una canción que sea pop o digerible, porque sí.

-¿Consideras necesaria una formación musical clásica, para después derivar en algo más rockero o pop?
-No, no me parece del todo necesario, hay gente que compone maravilloso sin tener una formación clásica. Pero para mi fue importante, porque es una herramienta que abre la sonoridad, los horizontes y la predictibilidad de la música. Hasta el día de hoy todo se basa en esa música.

-¿Tienes proyectado un disco y alguna fecha tentativa para lanzarlo?
-Sí, pero no puedo comprometerme con una fecha. Armé la banda recién, estoy preparándolo, buscando productores, lo que igual es bien demorón, pero yo creo que saldría a principios del próximo año.

¿Entraste a un acuario y te encontarste con los peces de Fran? Postealo.

16-02-07

Comentario Disco: "Nudo Ciego".


Comentario a Nudo Ciego de Andrés Valdivia, publicado el 30/01/07 en Super 45:

El primero de Agosto de 1981 MTV comienza sus transmisiones con el one hit wonder de The Buggles, ‘Video killed the radio star’. 25 años después, en la última entrega de los premios gringos de la cadena televisiva, Jack White acompañado de sus Racounters, parafrasea “Internet killed the video star”. Por lo visto el vocalista de The White Stripes, no había escuchado Nudo Ciego de Andrés Valdivia. Un disco concebido para ser compartido a través de Internet, con la finalidad de que lo escuche la mayor cantidad de personas posible.
El proyecto de Valdivia es un riesgo en términos comerciales, pero llega a la esencia de la misión que tiene la música: ser escuchada. Aún cuando esto se presta para un largo debate, resulta valiosa la búsqueda de nuevas plataformas para dar a conocer la creación musical, ya que a partir de riesgos como este, se pueden abrir cada vez más oportunidades de distribución para la música.
Muchos asociarán a Andrés Valdivia con ‘Encontrar’, canción principal de Departamentos Vacíos, soundtrack de la película Se Arrienda, de Alberto Fuguet. Un tema que nos reveló a un cantautor introspectivo, triste y existencialista. Sin embargo, en Nudo Ciego, aunque la tristeza es constante en la atmósfera del disco, es una tristeza agridulce, que se esconde a ratos en guitarras alegres sacadas del folclore chileno, que luego de ser raptadas y mezcladas con sonidos urbanos, crean un universo indefinido y, por lo mismo, original, que acogerá letras menos oscuras e introspectivas que se alejan del cuestionamiento personal, para hablarle a una chica o simplemente para reflexionar sobre temáticas que preocupan a Valdivia, como la violencia.
Destacan en el disco dos canciones. Por un lado, ‘Vulgar’, quizás la más oscura y melancólica en su melodía y una de las más potentes en su letra: “Y es tan vulgar/ ser joven y estar muerto/ y al final sigo estando donde partí/ tan lejos de ti”. En ‘Intruso destino’, por su parte, Valdivia se arriesga en hacer una narración, contándonos la historia de un condenado a muerte. Esta exploración quizás sea el primer paso para descubrir a un cantautor que se distancia de lo tradicional y que además de hablar de amor es capaz de contar buenas historias. Esperemos que sea así.
La interpretación de los instrumentos a cargo del mismo Valdivia, es precisa, especialmente en el dosificado uso de la percusión, lo que hace de este un disco agradable, sin gran experimentación ni giros fortuitos, con canciones pegajosas y altamente tarareables.
Puede que Jack White, siga pensando que Internet va a significar la perdición de los músicos, pese a que las estrellas de radio y de videos siguen respirando. Sin embargo, los que sólo queremos escuchar, escuchar y escuchar buena música, de seguro agradeceremos que un cantautor o una banda quieran compartir su trabajo con nosotros, como Valdivia, cuyo disco puedes bajar en http://www.craneoproducciones.cl/. Si te gusta o no, ya es tu decisión.

¿Internet mató a las estrellas de video clips? Postealo.